Hacer visible el pensamiento

shutterstock_95643235
Fuente: Shutterstock.

El sábado pasado fui a dar una charla exprés a una conferencia de buenas prácticas docentes organizada por ESSARP (clic aquí si no sabe qué es ESSARP). Era muy temprano en la mañana, llegué 9:15 y mi charla empezaba a las 10. Me registré y entré al salón en donde estaban presentando el evento. Me senté desesperanzada, ya que no me creía capaz de prestar atención aún siendo la misma persona que se ofreció a dar una charla un sábado a la mañana (¡yo!).

En principio me senté detrás de todo, me puse cómoda, y apagué el cerebro, más de lo que estaba. Honestamente, me duró muy poco. No pude evitar prestar atención, y ahí es cuando me di cuenta que la presentadora del evento estaba hablando de “Pensamiento visible”. Hacía rato que escuchaba nombrar esta estrategia, pero nunca indagué. Ahora, estoy escribiendo sobre ella.

¿Qué es el pensamiento visible?

Es una estrategia de enseñanza que ayuda a que los niños hagan visible su pensamiento. Apunta a reflexionar sobre el pensamiento y a aprender a pensar, pensar para aprender y comprender.  Para esto, se sugieren rutinas que ayudan a que describan lo que ven o saben y luego a construir explicaciones fundamentadas. También los ayuda a “ir de a poco” y a no apresurarse a dar una respuesta única, sino a cuestionarse, problematizar, buscar otras alternativas y a poner en palabras una justificación.

Apunta a reflexionar sobre el pensamiento y a aprender a pensar, pensar para aprender y comprender.

¿Qué te hace decir eso?: Una rutina de pensamiento

En materias como Ciencias Naturales o Ciencias Sociales los alumnos están expuestos a fuentes de información para construir los hechos con sus “propios ojos”. Muchas veces les mostramos un periódico y no pueden ver más allá del encabezado y lo que está escrito. Sin embargo, cuando lo hacen, se les dificulta justificar su pensamiento. Es entonces cuando esta rutina entra en acción. Una pregunta tan simple como “¿Qué te hace decir eso?” puede ayudarlos a reflexionar, a dar un paso más atrás y a revisar el por qué de su pensamiento. Esta rutina se puede llevar a cabo de forma oral, pero también de forma escrita. Aquí encontrarán más detalladamente las rutinas de pensamiento y su aplicación.

¿Y afuera de la escuela?

Los niños piensan todo el día, tanto adentro como afuera de la escuela. Fomentar la reflexión sobre su pensamiento es darles entrenamiento, es enseñarles a pensar. También es una excelente forma de brindarles herramientas para que luego puedan estudiar de forma independiente, ganando estrategias de estudio y promoviendo un aprendizaje más autónomo.

En cuanto a mí, presenciar esa charla me hizo reflexionar. ¿Qué me hizo pensar que no sería capaz de prestar atención tan temprano un sábado, luego de una larga semana de trabajo? Lo mismo que me hizo pensar en dar una charla de buenas prácticas: soy docente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s