Pandemia y confusión: un balance de mi año educativo

Hemos definido el 2020 como un año extraño, atípico, particular, duro, raro. Yo agregaría que fue un tanto irrespetuoso si se me permite. Todos los diciembres cumplo años (menos mal), y esto me lleva a querer hacer balances todos los días, desde que empieza hasta que termina, y con él el año. Generalmente es un balance personal, pero jamás pude separarla de mi profesión o de mi crecimiento profesional, ambas vidas se alimentan y se complementan.

En la medida de lo posible, intento desafiarme a cosas nuevas cada cierto tiempo. El 2020 era uno de esos años en los que me propuse algunos pequeños cambios, cambios que la pandemia agrandó exponencialmente. No es lo mismo enfrentarse a un cambio en una situación y año normal, que enfrentarlos con una pandemia de por medio. Temí por mi salud mental, pero pude. Por eso es tan importante priorizarse a uno mismo. Decidí de a poco ir alejándome de mi cuenta de instagram dedicada a la educación, para poder tener energía y escribir todos los artículos que la maestría que estoy cursando me demandaba, leer los textos, aportar a los foros, hacer una buena cursada. También necesitaba energía para hacer lo que siempre hice, que es enseñar, pero de una manera forzadamente distinta.

Hace casi diez años que soy docente, con más o menos horas de dedicación o en distintos niveles, siempre intenté cambiar cosas del año anterior. Pocos temas dejé como estaban porque me habían gustado al momento de darlos (y el grupo siguiente respondió igual de bien). Con esto quiero decir que nunca un año fue igual al otro, pero mi constante era que enseñar me salía tan naturalmente como respirar.

Enseñar es algo que me sale naturalmente. Por supuesto que hay una cuota enorme de formación que incide en mi manera de enseñar, y por más que la planificación es algo que resulta de la integración de teorías, filosofías educativas, concepciones que uno tiene de la enseñanza, metodologías mezcladas con intereses de los alumnos, situaciones del momento, etc etc, siempre lo pude hacer con los ojos cerrados. Sin embargo, este año tuve que volver a aprender a planificar.

Este año fue distinto (¡no me diga, señora!). Este año, mis decisiones pedagógicas fueron siempre premeditadas. La planificación de la enseñanza no me salió de forma natural. Los momentos de charla espontáneos con mis alumnos, los tuve que planificar. Rogué barullo y chistes malos de mis alumnos. Incluí memes a modo de chistecito en cada presentación. Hubo nuevos imprevistos, para los cuales no tenía solución rápida bajo la manga. Y sin embargo, este año crecí. Me conecté con mis estudiantes de otra manera, varios aprovecharon mis retroalimentaciones personalizadas para retribuirme con retroalimentaciones de mi enseñanza. En estos diez años de experiencia, a cada paso me pregunté si estaba haciendo las cosas bien, y este año tuve retroalimentaciones de estudiantes que guiaron mi camino.

Mi año fue de pandemia y confusión. Nunca supimos bien cuándo íbamos a volver a la presencialidad, entonces todo plan de enseñanza fue momentáneo hasta que aceptamos que no volvíamos y abrazamos la virtualidad como nuestra realidad. Mientras tanto, el tiempo pasaba, y cada vez que recolectaba las famosas evidencias de aprendizaje, me emocionaba, y esa emoción me permitía seguir adelante. Seguimos enseñando, y ellos siguieron aprendiendo.

Verse las caras es necesario, compartir espacios lo es también. Este año que no pisamos edificios, mi mayor deseo es haber podido acercarme más a lo que la escuela realmente significa.

2 Comments

  1. Muchas gracias por la dedicación que le pones a tu insta y a este blog. Realmente me hace pensar y reformular mi rol docente constantemente! También gracias por compartir tus experiencias personales, me veo súper reflejado en ellas!

    Me gusta

    1. Muchas gracias, Matías! De a poco vuelvo al ruedo: escribir limitada a los caracteres de IG no es lo mío, así que estoy contenta de volver al blog! Saludos y exitos para este nuevo año!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s